El Municipio presentó balance de gestión y resultados de auditoría

En horas de la tarde de este miércoles 13 de Junio y al cumplirse poco más de seis meses de gestión, el Municipio comandado por el intendente José Irigoyen, presentó en conferencia de prensa algunos pormenores de lo realizado en estos primeros meses y además brindó detalles del resultado de la auditoría realizada por el equipo del contador Sergio Yunis, auditor contable del Gobierno Provincial, que auditó los últimos tres meses de la gestión anterior, encabezada por el ex intendente Ernesto Domínguez y el vice intendente José Corradini.

 

 

La conferencia estuvo presidida por el Jefe Comunal José Irigoyen, acompañado por el viceintendente Guillermo Morandini, el auditor contable del Gobierno Provincial Sergio Yunis, la secretaria de Economía y Finanzas Verónica Espíndola y el asesor letrado de la Comuna Luis Tripaldi.

La misma se brindó en el Salón Dorado de los Intendentes, y estuvieron presentes los mencionados en el párrafo anterior, más la totalidad de los funcionarios del gabinete municipal, algunos concejales, prensa local y público en general, quienes escucharon las exposiciones de todos los conferencistas para luego abrir la ronda de preguntas y respuestas, por casi una hora de reloj.

Mientras los expositores comentaban los pormenores, en sentido general, de los resultados de la auditoría, en un costado del salón, una pantalla gigante mostraba videos y fotografías que sintetizaban lo concretado por esta gestión en tan sólo seis meses de trabajo arduo e intenso.

José Irigoyen

Quien primero abrió la conferencia, casi a modo de presentación fue el propio intendente José Irigoyen quien agradeció la presencia de todos y expresó que “por las inquietudes que hemos recibido por parte del gabinete y los concejales, vamos a dar a conocer los resultados de la auditoría que se hizo”.

Acto seguido el Intendente presentó a quienes los acompañaban y mencionó en particular que “en diciembre asumimos con una deuda de 25.000.000 de pesos y decíamos que no teníamos dinero para afrontar los sueldos y aguinaldos en diciembre”.

“Accedimos a un adelanto de coparticipación que nos dio la Provincia, que nos descuenta por mes. Eso nos permitió salir adelante y cumplir. A partir de allí, hemos hecho un trabajo tratando de ordenar las cuentas de la Municipalidad y la deuda que se encontró documentada era de 14.496.574 pesos que era de proveedores, personal municipal, deudas por transferencias de partidas, cheques pendientes de cobro del Banco de Corrientes y Nación, de los cuales se pagó el  100x100 de la deuda a personal  municipal por una suma de 1.522.532 pesos y el 58% de los proveedores que se presentaron a reclamar deudas con documentaciones respaldatorias asciende a una suma de 6.855.039 pesos, el 100% de deudas de cheques pendientes con los Bancos Provincia y Nación que asciende a los 2.516.787 pesos, y antes de asumir, la anterior gestión hizo una transferencia de partidas por 500.000 que devolvimos”.

“En este momento la economía de la Municipalidad se encuentra estabilizada, llevamos un plan de pago de toda la deuda municipal que seguramente vamos a terminar en diciembre. Hay deudas muy chicas que ya se pagaron todas. Y esto nos da la pauta de que si la Municipalidad es bien administrada, se podrá administrar por sí misma”.

“A esos 25 millones que les decía al principio, hay que sumarle otra que no se ve, que tiene que ver con la falta de maquinarias para obras o las malas condiciones de las que recibimos, al igual que los edificios públicos. De las 10 salas de atención de salud, ocho están en malas condiciones”.

“Tenemos problemas con el Parque Automotor, que estamos arreglando, hemos podido inaugurar las oficinas de Bromatología, estamos arreglando los refugios que estaban en total abandono, hemos enripiado, y logramos el financiamiento de la canalización de los arroyos”, explicó Irigoyen.

“Está demostrado que una gestión austera puede ir adelante sin estar permanentemente acudiendo a los bomberos, como lo que nos pasó en diciembre. Este Municipio es viable económicamente y entre todos podemos salir adelante y les quiero agradecer a los vecinos por su paciencia”.

Sergio Yunis

“La mayoría de los Municipios de Corrientes se manejan con la reglamentación de la Provincia. La contaduría no tiene entre sus tareas hacer una auditoría de un Municipio pero ante un pedido de colaboración lo hace, y lo hace porque justamente coincide la reglamentación provincial con lo que el Municipio debe cumplir en caso de no tener una ordenanza propia de contratación o de administración”.

“Al hacer una auditoría se toma una muestra sobre un período, y en ese momento fue el correspondiente a los últimos tres meses de la gestión anterior, esa es la muestra que hemos tomado”.

“¿Y cuáles fueron los resultados? Del análisis de la auditoría se vio la falta de un organismo de control interno. Este organismo debe estar en el momento de la contratación de bienes o servicios y sobre todo ver si se cumple con el reglamento de las contrataciones, que en este caso es el mismo que en la provincia de Corrientes y con los requisitos para que se haga el pago”.

“Esto no se percibió. Toda compra de bienes o servicios debe tener un expediente. Nosotros auditamos esos expedientes, que deben pasar en algún momento por un control técnico que establece si está bien el procedimiento. Son dos cuestiones, por un lado el procedimiento de contratación adecuado de acuerdo a la contratación y que se cumplan todos los requisitos para el pago”.

“Para dar un ejemplo, toda compra mayor a 45.000 pesos debe ser hecha a través de un concurso de precios en el que debe haber al menos tres proveedores que lo coticen. Si no los hay, se debe haber realizado la invitación y si no lo hacen debe estar en el expediente administrativo que estas personas fueron invitadas. En la mayoría de las compras que se auditaron, obedecían a compras mayores a 45.000 pesos y no se acreditaba que haya un concurso, tampoco que hayan tres cotizaciones ni invitaciones a tres proveedores. Eso es un incumplimiento del procedimiento de contrataciones”.

“El otro incumplimiento fue el de acreditar el pago. La factura, el compromiso presupuestario y la orden de pago, hasta ahí llegaba la actuación administrativa. Toda compra mayor a 22.500 pesos debe tener una disposición o una resolución de autoridad, eso está en la reglamentación y debe haber un acto administrativo que autorice a la compra y al pago, ningún expediente contenía eso”.

“Por otra parte, no se vieron ni remitos ni actas de recepción por el servicio prestado o por el bien para revelar que se cumplió con el servicio prestado o que el bien se entregó o consumió”.

“Encontramos estos incumplimientos en la totalidad de la muestra que auditamos. Todas las actuaciones están en la misma manera. Cuando ocurre esto en una administración provincial, se le pide al proveedor que cumpla”.

Luis Tripaldi

“Cuando se inició la gestión, el equipo municipal recibió la encomienda del Intendente y Vice que querían que a través de nuestra gestión se pudiera lograr en tiempo el proceso de organización que parecía inexistente, un sistema de registro adecuado porque no teníamos donde apoyar nuestra actividad porque había una ausencia total de registraciones, de desarrollo de un programa de ejecución de obras, y ejecución de equipos y herramientas en forma urgente para poder atender los servicios públicos esenciales que se iban a ver desmembrados por esta ausencia y que imponían la costosa contratación de terceros”.

“La Asesoría, primero atendió a lo más urgente: la emergencia económica y ambiental. En ese sentido, se buscó el cumplimiento de dos principios, el acceso a la información por parte de la comunidad y la transparencia en la adquisición y manejo de fondos”.

“Teniendo en cuenta esto, se ejecutó la obra de PLAMARES, una inversión líquida de 5.000.000 de pesos, lo que aportó la Provincia a cuenta de futuro reintegro y lo que gasta el Municipio para el cumplimiento del servicio de recolección de residuos y ahora el programa de separación”.

“A raíz de la actuación de la auditoría, se pusieron a consideración del Poder Judicial, seis cuestiones que aparecieron como las más evidentes y las que nos generaban una mayor inquietud sobre la determinación sobre la eventual existencia de responsabilidades penales o no. A cierta consideración por iniciativa de los concejales efectuada antes de la asunción de esta Intendencia, todo el manejo discrecional que se ventila y nos piden aportes de documentación e información con lo que se colabora permanentemente”.

“Se inició una denuncia por la violación a la Ley de Contabilidad en principio, y a efectos que se determine qué consecuencias podrían tener estas conductas, la existencia de compras dirigidas por un monto cercano a los 10.000.000 a un solo proveedor de productos muy o escasamente determinados”.

“Se inició además una denuncia penal para la determinación de la viabilidad o no de la extracción de los fondos del pavimento en forma de dinero en efectivo, que se hacía a través del libramiento de cheques a la orden de los titulares de la Secretaría de Hacienda”.

“Se radicó una denuncia por la ausencia de registración absoluta de ventas en la sede de PLAMARES con anterioridad a la gestión anterior y la diferencia en la magnitud de las ventas, que llama ostensiblemente la atención, ya que en casi dos meses de esta gestión se disparan los cuatro años de ventas de la gestión anterior”.

“Hay otra denuncia radicada por funcionarios por la existencia de documentación inapropiada dentro de las oficinas municipales, que tienen que ver con la posibilidad de tener acceso a comprobantes de terceros por parte de funcionarios municipales y la indebida custodia de bienes, que en el caso del envío de un camión de un valor importante que cuando volvió a Curuzú, no tenían elementos esenciales para su funcionamiento y fue dejado así por la anterior gestión”.

“Se encuentra en investigación una cuestión que llama la atención, en cuanto al contenido de la masa salarial anterior a diciembre del 2017, en donde se preveía un impacto, de acuerdo a la masa salarial de noviembre, mucho mayor en el pago de aguinaldos y sueldos, que después fue menor y quedará a consideración otra cuestión que no puedo ventilar todavía porque tiene que tomar publicidad previamente un acto administrativo”.

“Se presentó una nota al Concejo Deliberante pidiendo información o rendición sobre el manejo de fondos de las anteriores gestiones del Concejo Deliberante para determinar si existe la utilización de fondos del Concejo de manera indebida por parte de sus administradores”.

“Hay varias cuestiones más que analizar y serán materia de próximas denuncias que formularemos, pero en el contexto de lo que se encontró hasta este momento, son estas las más delicadas”.

“En cuanto a la utilidad de las licitaciones, por el hecho de haber efectuado un par de licitaciones públicas, ya se ahorró 7.000.000 de pesos para la Municipalidad, en lo que hace a la contratación de seguro del personal y la compra de la chipeadora”.

“Hay que destacar que se incorporó dentro de la planta del personal a todo el personal PROMUNI cuya cuestión estará reservada a la Justicia Federal de Trabajo para una eventual situación de que se determine un fraude a los derechos previsionales de estos trabajadores”.

Verónica Espíndola

“Voy a detallar los logros en la parte económica en estos primeros meses de gestión: en primer lugar el plus de 2.000 pesos en el mes de enero, que significa para la Municipalidad más de 1.200.000 pesos de erogaciones”.

“La bancarización del 100x100 del personal municipal. Todos los empleados están cobrando por los distintos bancos de la ciudad. Esto significa una mejora para el empleado y la seguridad de no tener manejo en efectivo en el Palacio y con colas de horas y horas”.

“Se realizó una licitación privada de una camioneta que, debido a que las arcas estaban en rojo, se compraron en tres cuotas y se realizó la licitación de la ART y la chipeadora para PLAMARES que se pagará con fondos genuinos de la Municipalidad”.

“Hemos solicitado, y gracias a que las cuentas están ordenadas, un préstamo al Banco Nación para equipar PLAMARES, ese préstamo está en curso”.

“El mes pasado, la provincia lanzó el programa de mejoramiento municipal, al cual adherimos y el Concejo por ordenanza autorizó que el Municipio se endeude con la provincia para la compra de una cargadora frontal y una prensa de alta densidad para residuos grandes, también para PLAMARES. Este financiamiento de la Provincia es a tasa 0%”.

“También con fondos propios, se realizó la obra en Bromatología, con una inversión de 2.500.000 pesos. Tengo que agradecerles a los vecinos porque la recaudación aumentó, eso significa que estamos recuperando confianza, y el vecino sabe que paga sus impuestos que vuelven en obras y servicios”.

“Se implementó la caja chica para los funcionarios. En la gestión anterior no existía eso. Ellos traían sus facturas que no estaban ni siquiera a nombre de la Municipalidad, y se les reintegraba. Nosotros reglamentamos esta caja. Cada funcionario tiene un tope y se le reintegra con la debida rendición con factura a la Municipalidad, con los gastos comprobables siempre cumpliendo con la Ley de Contabilidad Provincial ya que el Municipio no tiene una ordenanza que reglamente esto”.

“Cuando ingresamos a esta gestión, el sistema contable y presupuestario, era deficiente, no existía un área de compras, que nosotros sí lo implementamos. Las compras se hacen con órdenes y el funcionario firma las correspondientes actas de recepción”.

“Estamos trabajando para mejorar el sistema de contabilidad para tener un mejor control de lo que se gasta en el día a día. En estos seis meses todo esto ha sido un gran avance”.

Tras las exposiciones, comenzó una ronda de preguntas y respuestas con los periodistas presentes, enfatizando el Jefe Comunal en que todo lo expresado y realizado por la gestión se resume en su deseo de que “todo sea transparente”.

También reveló que en diciembre se terminarán de pagar las deudas y sumado al apoyo del gobierno provincial “en el 2019 seguramente vamos a estar mejor”, al mismo tiempo que manifestó que lleva adelante una planificación de obras de asfaltado masivo y que sus dos preocupaciones más grandes “son los siniestros viales y la falta de conciencia de todos. Más allá de que se bajó la estadística y que trabajamos con el Hospital Civil, los siniestros viales me preocupan, quiero aclarar que no es que se quiera recaudar. Y la segunda problemática que me preocupa es la basura, uno de los problemas más complicados que tenemos, el tema económico y el basural a cielo abierto con una cuestión judicial de por medio”.

Por último respondió una inquietud referida a la deuda del Municipio con los vecinos que oportunamente, en la gestión anterior aportaron para su asfalto, en este sentido, el intendente aclaró que “serán las primeras cuadras que se van a asfaltar”.

Se encuentra en La Ciudad Noticias El Municipio presentó balance de gestión y resultados de auditoría