El Consejo Económico y Social pide ayuda para seguir asistiendo a quienes más sufren esta pandemia

En horas de la mañana de este jueves 16 de abril, se realizó en el Salón Dorado de los Intendentes de la Municipalidad de Curuzú Cuatiá, una rueda de prensa convocada por el Consejo Económico y Social, en la cual, sus miembros pidieron ayuda a la ciudadanía curuzucuateña para que la asistencia que llevan a cabo, pueda sostenerse en el tiempo.

Todas aquellas personas solidarias que quieran hacer su aporte para quienes más sufren pueden ponerse en contacto o llamar a los siguientes números: 3774 503605 (Asociación Crecer) y de la Sociedad Rural de Curuzú Cuatiá, 3774 467985 y 3774 444385. O de manera directa al número de cuenta de la Rural (entidad encargada de las compras de los productos que conforman los módulos), que es el 00700013038700401 a nombre del Ateneo Sociedad Rural y el CBU 0940007810001303870045 alias TRONCO.FARO.LAGO.

Vale recordar que el 27 de marzo pasado, el intendente municipal José Irigoyen resolvió crear el denominado Consejo Económico y Social, que es un conglomerado de instituciones, del que forma parte el Municipio, con la finalidad de obtener recursos públicos y privados para la adquisición de módulos alimentarios, administrarlos y distribuirlos a familias sin ingresos que se vieron sumamente afectadas por la pandemia del coronavirus.

Este Consejo está compuesto de representantes de las siguientes entidades: Municipalidad de Curuzú Cuatiá, Honorable Concejo Deliberante, Centro de Veteranos de Guerra de Malvinas, Asociación de Comercio de Curuzú Cuatiá, Iglesia Católica, Iglesia Evangélica, Sociedad Rural de Curuzú Cuatiá, Fundación Crecer, Ejército Argentino, Comunidad Médica y Policía de la Provincia de Corrientes.

Conferencia de Prensa

El primero en tomar la palabra fue el coordinador del Consejo Económico y Social, padre Ariel Giménez, quien expuso primeramente que el esfuerzo y aporte del Consejo es asistir a familias y hogares que por esta pandemia se encuentran en una situación económica muy desfavorable.

Respecto a la cuarentena o aislamiento obligatorio, que hasta el momento es la única medida efectiva contra el coronavirus, "hay muchas familias que tienen trabajos informales y no pueden salir por lo que necesitan asistencia alimentaria".

Es por ello que "este equipo económico busca organizar la solidaridad para el aporte, y es por eso que queremos sumarlos a todos aquellos que se encuentran ayudando y a todos los que quieran aportar solidariamente que se pongan en contacto con nosotros para organizar y aunar esfuerzos de modo que todo sea más efectivo".

"Acá estamos los de la Iglesia Católica, la Iglesia Evangélica, juntos porque Dios es uno solo, y queremos aclarar que esto no es político, está la Municipalidad presente pero como organismo de conducción que nos apoya".

"Acá no hay política partidaria, lo que sí hay es una política de solidaridad", especificó el padre Ariel, párroco de Nuestra Señora del Pilar, en representación también de las tres parroquias de la Iglesia Católica, que se encuentran representadas y también forma parte de la logística de esta movida solidaria.

"Este equipo tiene la ventaja de poder armar un solo bolsón y de esa manera fortalecer y organizar mejor la acción caritativa", dijo por un lado.

Por el otro, explicó que desde un primer momento, se hizo un filtrado de los datos de identificación de los beneficiarios, con el objeto de filtrar y que queden aquellos que realmente no reciben ningún tipo de ayuda ni asistencia de ningún organismo, para de esta forma optimizar los recursos alimentarios y poder llegar a más gente que realmente lo necesita.

"Filtramos todo para que la acción solidaria sea mucho más extensiva, ya que hay familias que reciben ayuda de otros organismos".

"Ahora bien, a la solidaridad y la buena voluntad se le tiene que sumar la organización, ya que una acción organizada es mucho más efectiva", expresó.

Asimismo, el coordinador, hizo una analogía de la situación de contexto en esta pandemia, y dijo que así como hay curuzucuateños en los equipos de salud que están en la "primera línea de fuego" en esta guerra contra el coronavirus, "el resto que está en sus casas también puede estar en la primera línea de ataque siendo solidario".

"Los equipos sanitarios están en la primera línea, el resto nos quedamos en casa, pero sí todos podemos estar en la primera línea, en el plano de la solidaridad que es otra arma poderosísima para combatir en esta guerra".

"Para combatir tenemos dos armas poderosas: Por una parte, el ser obedientes a las autoridades, y por la otra, ante el descalabro económico, tenemos que poner lo mejor de nosotros mismos, cada uno para llegar con solidaridad organizada a aquellas personas que más lo necesitan".

"Este equipo ya hizo dos entregas (de bolsones de mercaderías) y queremos que ésto sea sostenido en el tiempo y para ello necesitamos la ayuda de todos, con su colaboración".

"Ahora se sumaron los Colegios Carmelitas y María Auxiliadora para que puedan acercar sus donaciones", comentó el padre Ariel.

"No sabemos cuánto va a durar ésto, pero si usamos nuestras dos armas como la obediencia a las indicaciones sanitarias y la solidaridad, saldremos victoriosos en esta guerra contra el COVID-19".

José Irigoyen

A su turno, el intendente municipal, en representación del Municipio, órgano que forma parte también del Consejo Económico y Social, manifestó que: "como decía el Padre, de ésta salimos todos juntos, por eso hay que hacer caso a las autoridades de la Nación, de la Provincia, de acá, hay que quedarse en la casa".

"Desde el Municipio estamos haciendo un esfuerzo enorme, en cada momento estamos evaluando que medidas implementar", dijo el primer mandatario municipal.

"Y hablando de medidas, lo que se hizo con el Consejo Económico y Social, fue una de las mejores porque muchos otros Intendentes la han tomado en sus localidades y da muy buenos resultados".

"Hemos hecho una lista, la hemos depurado, garantizando que toda la ayuda y los aportes que se fueron haciendo, lleguen a la gente que no tiene nada".

"Tenemos que seguir sumando, y ser solidarios ya que ésta situación económica se va a extender, y por eso quiero pedirles a los curuzucuateños el apoyo y el acompañamiento", solicitó el Jefe Comunal, al mismo tiempo que ponderó la transparencia con la que se maneja el Consejo Económico y Social.

Ya llevan entregados más de 800 módulos

Al ser consultado por la prensa, sobre la cantidad de módulos entregados, el coordinador Ariel Giménez comentó que en la primera entrega, se dieron 370 módulos alimentarios y en la segunda 451.

"Para la primera y la segunda entrega tuvimos una gran ayuda por lo que agradecemos a todos, pero para la tercera estamos un poco trabados", dijo el sacerdote puntualizando a que la ayuda debe ser sostenida en el tiempo.

"El curuzucuateño es solidario, si se le explica bien y se les muestra transparencia, es solidario", remarcó.

En un momento de la conferencia, el Jefe Comunal Irigoyen recordó que "lo que siempre se buscó, de común acuerdo, es ayudar al cortador de pasto, al trabajador informal, principalmente al que no tiene ingreso, al que no tiene asignación universal o alguna asignación de Nación o Provincia".

Y agregó, que la Municipalidad está haciendo un esfuerzo enorme, no sólo colaborando en este sentido sino en muchos otros", valorando además la ayuda del Gobierno Provincial.

"El Municipio de manera complementaria, también se encuentra, ayudando a quienes más sufren desde el CIC, el Refugio y otras dependencias, puntualizó el Intendente de Curuzú Cuatiá.

Benítez: "Cada módulo cuesta aproximadamente mil pesos"

Otro de los oradores de esta conferencia, fue el presidente de la Asociación de Comercio de Curuzú Cuatiá, Edgar Benítez, otra de las partes de este Consejo Económico y Social, quien anticipó que "con los relevamientos que se continúan haciendo, llegaremos a tener que asistir a unas 500 familias".

Por otra parte, explicó que, "estos módulos, que tienen un costo aproximado de mil pesos, se compraron a distribuidoras locales, con aportes del gabinete municipal, del Concejo Deliberante y de mucha gente de la comunidad, y de instituciones que de manera anónima han ayudado".

"Hay una parte del Consejo Económico y Social que compra, otra que recauda y otra que paga, todo de manera transparente, para centralizar ese esfuerzo y que la ayuda llegue a quienes deben llegar, por eso apelamos a la solidaridad de todos", señaló en el mismo sentido que sus predecesores.

"Sabemos que hay mucha gente que está trabajando de manera solidaria, a quienes también los invitamos para que se nos sumen a nosotros para que podamos hacer más efectiva la ayuda".

"Tenemos que ver cómo va a seguir ésto y aprovecho para apelar a la solidaridad de los curuzucuateños", afirmó Benítez.

Se encuentra en La Ciudad Noticias El Consejo Económico y Social pide ayuda para seguir asistiendo a quienes más sufren esta pandemia