Con un nuevo contenedor para patogénicos PLAMARES se regionaliza

En diciembre del año pasado, el intendente municipal José Irigoyen comenzó con las gestiones para dar una solución definitiva a la situación de los residuos patológicos de la ciudad.

Desde el comienzo de la gestión, la Planta de Manejo de Residuos ha sido una de las prioridades del Intendente, quien logró por un lado, el cierre del basural a cielo abierto tras décadas de contaminación a la ciudad, y por el otro la creación del relleno sanitario.

 

Ahora, en este tiempo se suma un nuevo contenedor, de grandes dimensiones que servirá para alojar residuos patogénicos. Se trata de un container frigorífico de 12 metros de largo por 3 de alto, que servirá para alojar los residuos patológicos de Curuzú y de localidades vecinas.

Las gestiones para este gran avance de trascendencia provincial y regional, fueron iniciadas por el Jefe Comunal José Irigoyen en diciembre del año pasado con el gobierno provincial, en el marco del Plan del Girsu (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, en el ámbito del Ministerio de Coordinación y Planificación de la Provincia.

En la ciudad los residuos patogénicos de los establecimientos sanitarios públicos y privados serán recolectados, para disponerlos finalmente en el contenedor frigorífico, con todas las normas de seguridad vigentes. Como es de gran dimensión, servirá para alojar los patogénicos de Curuzú y de localidades vecinas, que luego serán trasladados a la capital correntina para su tratamiento en un horno pirolítico, conforme al plan del GIRSU, y dando soluciones trascendentales para provincia.

Se encuentra en La Ciudad Noticias Con un nuevo contenedor para patogénicos PLAMARES se regionaliza